1970

Pioneros

El Club de Amigos del Baloncesto Obradoiro nació en Santiago de Compostela en octubre de 1970 cuando 29 socios fundadores decidieron darle un impulso al baloncesto masculino santiagués. Anteriormente el baloncesto de Compostela había estado representado por el S.E.U. y posteriormente por la sección de baloncesto de la S.D. Compostela. El Obradoiro C.A.B. comenzó en la temporada 1970-1971 en tercera división, disputando los encuentros en el antiguo gimnasio universitario (hoy en día Auditorio de la USC).

1982

Histórico primer ascenso

Después de ascender a segunda división en 1973 y mantenerse durante años, ingresa en la temporada 1980-1981 en la recién creada 1ª División B. En 1982 consigue el ascenso a la máxima categoría del baloncesto español, entonces División de Honor, siendo el primer club santiagués en llegar a lo más alto en un deporte. Este éxito se obtiene en la última jornada de liga en Mataró. A su regreso, el equipo fue recibido en Santiago por cientos de seguidores en el aeropuerto de Lavacolla y los jugadores fueron sacados a hombros. La experiencia en la élite duraría una sola temporada.

Después de militar numerosas campañas en la 1ª división, segunda categoría a nivel estatal, el Obradoiro C.A.B. afrontó en el 1989-1990 el play-off para subir a la nueva liga profesional, ACB. Una fase de ascenso que marcaría la historia del club.

1990

El playoff que duró 19 años

En la eliminatoria final, el Obradoiro C.A.B. perdió contra el Júver Murcia, pero fue descubierta la alineación ilegal del jugador Esteban Pérez en el equipo murciano. Esta situación fue denunciada por el Obradoiro C.A.B., primero ante la justicia deportiva y más tarde ante los tribunales ordinarios. El 14 de septiembre de 1994 se anunció la resolución del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que declaró como ganador de la eliminatoria de ascenso al club santiagués y obligó a la ACB a readmitirlo en la Liga ACB. A pesar de la sentencia, el proceso judicial se alargó hasta el verano de 2003, cuando el Tribunal Supremo decidió suspender la Liga ACB mientras no se admitiese al Obradoiro C.A.B. La ACB exigió entonces al club santiagués que abonase el canon de entrada correspondiente a la temporada 2003/2004 (cerca de 3 millones de euros), mientras que el Obradoiro C.A.B. exigía pagar el correspondiente a la temporada 1990/1991, una cantidad cercana a los 600.000 euros. Tras más de quince años de pleitos, el 27 de noviembre de 2007 el Tribunal Supremo dio la razón al equipo gallego, obligando a la ACB a readmitirlo en la máxima categoría del baloncesto español y con la obligación de pagar el canon correspondiente a la temporada 1990/1991. Finalmente, el día 15 de junio de 2009, 19 años después del polémico play-off, el Obradoiro C.A.B. formalizó su inscripción en la ACB para la temporada 2009/10. 

2009

La ilusión renovada

En la campaña de regreso a la máxima categoría de la Liga ACB, el Obradoiro C.A.B. se convirtió en todo un fenómeno social en Galicia. Con la denominación de Xacobeo Blusens los santiagueses convirtieron el Multiusos Fontes do Sar, en la catedral del baloncesto autonómico. El equipo, entrenador por Curro Segura, completó una magnífica primera vuelta y estuvo a punto de clasificarse para disputar la Copa del Rey. Jugadores como Kostas Vasileiadis o Javier ‘Tuky’ Bulfoni se erigieron en ídolos de la afición. Sin embargo, una pésima segunda mitad del campeonato condenó al Xacobeo Blusens al descenso a la Liga Leb. El paso por la segunda división del baloncesto español duró sólo un año. Con el nombre de Blusens Monbus, el santiagués Moncho Fernández fue el encargado de dirigir desde el banquillo el ascenso a la Liga ACB. Tras finalizar en segunda posición la temporada regular, el regreso a la élite se hacía realidad el 3 de junio del 2011 en la pista del Autocid Burgos. Además en esta campaña, el Obradoiro C.A.B. se proclamó campeón de la Copa Príncipe.

2011

El asentamiento en la élite

El año de retorno a la máxima categoría se presuponía como una misión muy complicada, dados los antecedentes del descenso dos años antes. La primera vuelta de la Liga no fue todo lo buena que hubiesen deseado los aficionados compostelanos y en enero el equipo tan sólo contaba con 4 victorias en su casillero y se encontraba en posiciones de descenso. Sin embargo Moncho y su cuerpo técnico consiguieron encauzar a una plantilla que venía practicando buen baloncesto pero al que se le costaba demasiado lograr las victorias. La receta de la paciencia funcionó y el equipo cambio radicalmente en la segunda vuelta, firmando 9 victorias más y realizando una segunda ronda de campeonato propia de un equipo de playoff. La figura de Stephane Lasme, junto al asentamiento de jugadores como Levon kendall, Andrés Rodríguez o Alberto Corbacho resultaron decisiva a la hora de lograr la consecución de la primera permanencia dos años seguidos en la máxima categoría del baloncesto nacional. El Blusens Monbus alcanzaría su permanencia ante el Valencia Basket, convirtiéndose en una fiesta que unió a afición, cuerpo técnico, jugadores y directiva celebrándolo sobre el parqué del Multiusos do Sar. No nos podemos olvidar que ese equipo que partía de cero hacía tres años, en su nueva etapa en la élite además de conseguir una extraordinaria afición, y la permanencia en la Liga Endesa 2012, tuvo que pasar la conversión del club en Sociedad Anónima antes de continuar con esa línea ascendente.  

2012

Un equipo de playoff

Con el cambio de temporada el equipo se rejuvenece, el capitán Tuky Bulfoni decide regresar a su Argentina natal, buque insignia durante las tres anteriores campañas y también con la retirada de Don Bernard Hopkins que tras dos meses sustituyendo al lesionado Robbie Hummel el club decide retirar su camiseta reconociendo la enorme profesionalidad durante sus 19 temporadas en la ACB. El equipo realiza una buena primera vuelta y el “Obra” se gana deportivamente el respeto de todos los rivales. Es el único equipo de la competición capaz de vencer en las cuatro canchas de los representantes españoles en la Euroliga, la máxima competición continental: Real Madrid, Barcelona Regal, Caja Laboral y Unicaja; y como colofón final a la temporada pasada, hizo historia en el Fontes do Sar frente al Uxue Bilbao Basket, con una victoria que le sirvió para clasificarse, por primera vez, para el 'Playoff' por el título. Esta misma temporada la afición es galardonada por primera vez con el premio a la Mejor Afición Bifrutas de la Liga Endesa 2012-13. Los seguidores del Rio Natura Monbus acompañaron al equipo en los desplazamientos e hicieron de la “Caldeira do Sar” una de las canchas más animadas de la Liga Endesa al cantar al inicio de cada partido el himno ''Miudiño'', convirtiéndolo en seña de identidad del club y de la Liga Endesa.

2013

El sueño continúa

Con un equipo nuevo en el que solo permanecían seis jugadores de la temporada anterior (Oriol Junyent, Micky Stobart, Alberto Corbacho, Rafa Luz, Pavel Pumprla y Ben Dewar), el equipo comenzó la Liga Endesa con dificultades, pero pronto la unión del veterano Oriol Junyent con el rookie Mike Muscala dieron pie a la mejor pareja de pívots de la competición hasta el momento en el que el jugador estadounidense fue reclamado por la NBA y el catalán rompió sobre la pista los ligamentos cruzados anteriores de su rodilla derecha. Seis victorias consecutivas enlazadas con otras seis derrotas luego, una campaña llena de altibajos y cambios en la plantilla, que aún así hizo sellar la permanencia en el puesto décimo segundo de la tabla. El año deportivo acaba con un homenaje a la paciente afición y la retirada de la camiseta del capitán, Oriol Junyent, que dejará el equipo para ser operado.

PRESENTE
[/timeline]
ARRIBA