El director comercial de la LFP, Juan Carlos Díaz, preparado para el III Basket & Cheese del Club de Empresas Obradoiro

Juan Carlos Díaz, director comercial de la Liga de Fútbol Profesional es uno de los invitados de este año a la actividad del Club de Empresas Obradoiro “Basket & Cheese. Xuntos comunicamos mellor”. Vinculado al deporte en toda su carrera profesional en clubs como el Tuenti Móvil Estudiantes, nos da su visión de la relación entre la comunicación empresarial y deportiva.

– ¿Qué importancia tiene el respaldo empresarial en la actividad deportiva? ¿Y la actividad deportiva, qué puede aportar al área empresarial que la rodee?

– Desde mi punto de vista, el respaldo empresarial adquiere mucha más importancia en estos momentos, ya que en etapas anteriores los clubes nos apoyábamos más en instituciones públicas que, con sus aportaciones, cubrían gran parte del presupuesto. Ahora las empresas privadas son la fuente de financiación más importante para desarrollar la actividad deportiva, soliendo aportar cerca de un 60% del presupuesto en la mayoría de los clubes. Por otra parte, el papel más relevante de la actividad deportiva es servir a las empresas de vehículo de comunicación rápido y directo a un público masivo, en un ambiente distendido como es el deporte, permitiendo a la marca también adquirir notoriedad asociada a unos valores.

– ¿Cómo se gestiona desde un departamento comercial la dificultad añadida de tener que adaptarse a la coyuntura que lo rodea?

– Considero que todos los departamentos comerciales se deben adaptar a la situación que rodea su actividad, no solo la económica, sino también social y política. En estos casos lo más importante es hacer contenidos dentro del programa patrocinio que las empresas demandan y teniendo muy en cuenta lo que está haciendo la competencia. Se da un vuelco a la situación anterior: antes los clubes hacíamos un contenido de patrocinio y lo poníamos en el mercado y allí las empresas decidían si querían entrar o no. En estos momentos el panorama ha dado un giro, los clubes hacen contenido dependiendo de lo que a la empresa le interesa en cada momento o circunstancia.

Estamos viendo, a día de hoy, una innovación constante en los soportes comerciales. ¿Cómo se está adaptando la Liga de Fútbol Profesional a ello?

– En la liga estamos trabajando en dos ámbitos: desarrollo en España e implantación internacional. En el primero, queremos crear un producto más atractivo aún para las marcas, aunque los patrocinadores de la LFP han incrementado considerablemente su inversión adicional de activación en los clubes de Liga BBVA y de Liga Adelante, viendo un incremento sustancial del beneficio que reciben de la LFP. En el segundo, estamos abriendo oficinas en diferentes sitios, realizando eventos empresariales, etc.

– ¿Cuáles son los retos comerciales que una entidad deportiva como el Rio Natura Monbus Obradoiro se debería marcar ahora mismo?

– Los retos comerciales vienen marcados por los objetivos que se haya marcado el club. Lo normal es que los presupuestos se elaboren teniendo en cuenta los ingresos reales y certeros que tiene la institución en esos momentos y por otro lado, los ingresos que se consideran alcanzables a lo largo de la temporada, pero siempre con los pies en el suelo. En base a esos dos parámetros, se diseña el proyecto deportivo.

¿Qué le parece que desde un club deportivo se lleven a cabo iniciativas como el ciclo Basket & Cheese, dirigidas especialmente a las empresas que colaboran con él y que a su vez, trata las relaciones entre ambas partes?

– Considero que con estas actividades se consiguen dos objetivos. Por un lado, que el club se abra a nuevos modelos de ingresos atípicos y que, con el trato diario, se fidelice a las compañías. Además, ofreces a las firmas del proyecto la posibilidad de hacer networking con el resto de compañías presentes en un ambiente distendido y no tan agresivo como una mesa de reuniones.

ARRIBA