Solvente triunfo del Monbus Obradoiro ante Acunsa GBC (85-76)

El Monbus Obradoiro continua en la zona noble de la clasificación, prolongando su buen inicio de curso. El combinado de Moncho Fernández batió al Acunsa GBC en un partido dominado desde el primer minuto. Los santiagueses suman cuatro victorias en cinco partidos, con tres de tres en el Fontes do Sar.

Un arranque fulgurante

Quizás por ser el partido dedicado a una nueva edición de ‘El Camino acaba en Obradoiro’, el equipo hizo bueno aquello de que “se hace camino al andar”. El Monbus Obradoiro hizo camino desde el minuto 1, cuando empezó dominando con una acción al poste de Birutis (sacó dos faltas en apenas un par de minutos a Echenique), se distanció en el marcador con un 8-0 de arranque y estiró la diferencia hasta los 12 puntos, para acabar el cuarto venciendo con comodidad al Acunsa GBC (22-12).

Fue un cuarto en el que el Monbus Obradoiro defendió con mucha intensidad y jugó con inteligencia en ataque, de nuevo comandado por Pepe Pozas, sólido en la dirección, que regaló varias asistencias sensacionales a sus compañeros. El base malagueño, de nuevo fue referente al timón, acabó con 7 puntos y otras tantas asistencias.

Fue un cuarto en el que contribuyeron a lanzar al equipo los Laurynas. Los lituanos volvieron a rendir a un nivel destacable. Beliauskas, especialmente acertado al principio, remató con (10 puntos), y Birutis repitió como MVP (20 puntos, seis rebotes, 27 de valoración).

Gestión de las diferencias

Pese al fulgurante inicio de partido obradoirista, el Gipuzkoa Basket tuvo la virtud de no claudicar. Los vascos no sacaron en ningún momento la bandera de rendición, y trataron por todos los medios de volver al partido, remando contracorriente, tratando de acercarse al equipo santiagués en el marcador.

Pudieron acercarse hasta los seis puntos en el segundo cuarto, pero el Monbus Obradoiro nunca dudó, y cada vez que el elenco gipuzkoano se ponía a rebufo, volvía a tomar las riendas para distanciarse en el luminoso.

Fue la tónica del resto de la noche. Cada acercamiento del GBC era respondido con buenos minutos de los chicos de Moncho Fernández para abrir brecha. Así, el Monbus Obradoiro pudo irse relativamente tranquilo al descanso, se escapó por encima de los 15 puntos en el tercer cuarto, y gestionó bien los tiempos en el tramo final.

El trabajo en el rebote

Pese al buen arranque de competición, en los primeros partidos de la temporada, el Monbus Obradoiro había sufrido con el rebote. No fue así contra el Acunsa GBC, porque el cuadro santiagués se aplicó y batalló cada rechace. El Monbus Obradoiro sumó 38 capturas por las 23 de los vascos. Especialmente notables fueron los 9 rebotes en ataques de los locales, que protegieron muy bien su aro, y solo permitieron cinco segundas oportunidades al equipo de Marcelo Nicola.

Birutis estuvo enorme (seis rebotes), pero no fue el único. Se fajó en la pintura Enoch, con siete capturas, y volvió a mostrar su mejor versión Chris Czerapowicz, que se apuntó ocho. Dignos de mención son los cinco rebotes de Pozas o los tres de Beliauskas. Un trabajo en equipo que permitió cimentar la victoria obradoirista.

Soldado Czerapowicz

Chris Czerapowicz es un jugador de equipo. Un alero discreto, que habitualmente hace un trabajo sucio, en ocasiones imperceptible, pero que resulta imprescindible para explicar los triunfos del Monbus Obradoiro. Contra el GBC, el sueco volvió a firmar uno de esos partidos de mucho esfuerzo y trabajo, ejemplificado en los ocho rebotes, pero también en intangibles que no aparecen en las estadísticas.

Estuvo omnipresente en el tercer cuarto para espolear a su equipo, leyó muy bien el partido cuando se emparejó con Francis acercándose al aro, y acabó con 10 puntos, infalible en el tiro de 2.

Esfuerzo en defensa

La victoria gallega se fundamentó también en el esfuerzo defensivo. El Monbus Obradoiro tuvo tramos muy serios en la retaguardia, que nublaron las ideas al GBC y que permitieron abrir distancias. Los cambios en defensa, las ayudas y, en varios momentos, el trabajo en transición, resultaron vitales.

En este sentido, estuvo brillante Álex Suárez. Saliendo desde el banquillo, se vació con tres recuperaciones, dos de ellas cortando contraataques, con las que impidió la reacción del GBC. Además, Suárez, no tembló en ataque, con pleno de acierto en triples (3 de 3).

Así, el Monbus Obradoiro se apuntó la cuarta victoria del curso, la tercera en el Fontes do Sar, y recupera la senda del triunfo después de 14 días sin baloncesto.

Ahora los obradoiristas afrontan dos semanas de máxima exigencia, sin tiempo apenas para saborear el triunfo: el martes visitan al Real Madrid (21:15 horas), el domingo toca viajar a las Islas para medirse al Herbalife Gran Canaria (13:00 hora peninsular) y el martes, de nuevo entre semana, el Monbus Obradoiro vuelve al Fontes do Sar para jugar contra el Valencia Basket (21:15 horas).

 

Íñigo Caínzos – Obradoiro CAB

 

FICHA TÉCNICA

Monbus Obradoiro 86:  Pozas (7), Beliauskas (10), Czerapowicz (10), Cohen (2), Birutis (20) – quinteto inicial – Muñoz (7), Oliver (0), Rafa García (-), Enoch (2), Daum (-), Robertson (16) y Suárez (11).

Acunsa GBC:  Dee (9), Francis (13), Span (3), Radoncic (12), Echenique (6) – qunteto inicial – Okouo (8), Faggiano (5), Oroz (6), Motos (-), Magarity (6), Olaizola (0) y Tomás (8).

Árbitros: Daniel Hierrezuelo, Martín Caballero y Alfonso Olivares.

Parciales: 22-12, 20-23, 27-18 y 16-23.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 6 de la Liga Endesa, disputado en el Multiusos Fontes do Sar, a puerta cerrada.

ARRIBA