El Monbus Obradoiro no puede con el líder (71-87)

Era un reto mayúsculo y no pudo ser. El Monbus Obradoiro no pudo con el Real Madrid.

El líder de la Liga Endesa mandó desde el inicio y supo sobrevivir a los arreones de los de Moncho Fernández. Sigue tratando de crecer el combinado santiagués, pero sin terminar de conseguir el premio de la victoria.

El inicio fue clave

El Real Madrid mandó desde el primer minuto de juego. Desde el momento en que Jeff Taylor marcó la primera canasta, los de Pablo Laso no dejaron de gobernar en el encuentro. Cimentaron los madrileños su triunfo desde un soberbio trabajo defensivo, provocando los errores y las pérdidas del Monbus Obradoiro. Pronto el Madrid construyó una cómoda renta en el marcador (4-20), lanzados por un acertado Laprovittola (17 puntos, 16 de valoración). A partir de ese momento, el Monbus Obradoiro trató de levantarse, y lo hizo en varias ocasiones, pero el líder de la liga supo gestionar bien los tempos del encuentro, apretar cuando mejor estaba el cuadro gallego, y sentenciar el partido en el tramo final.

Un buen partido en defensa

Al Monbus Obradoiro le costó acertar. El Real Madrid defendió muy bien, muy agresivo, y a los locales les costó ver aro, especialmente en el arranque. Poco a poco fue elevando sus prestaciones el cuadro local, pero no fue la mejor tarde de cara a canasta. Lo evidencia el porcentaje en el tiro libre (9 de 16), un lastre para el Monbus Obradoiro, una bomba de oxígeno para el Real Madrid.

Así, el Monbus Obradoiro creció desde la retaguardia. Supo trabajar mucho durante buena parte del encuentro para minimizar las incontables virtudes del Real Madrid. El cuadro de Moncho Fernández se fajó en la retaguardia para contener a los hombres de Laso. Hubo momentos en los que el Madrid no encontraba soluciones, más allá del enorme talento de sus tiradores. Causeur castigó las zonas gallegas desde el perímetro, y Jaycee Carroll volvió a dejar su impronta en Sar con un pleno en el tiro de tres (4 de 4).

Resistencia, pese a todo

Una vez más, el Monbus Obradoiro volvió a resistir. Pese a todo. Pese a la racha de derrotas consecutivas. Las dolencias de Ozmizrak y Oliver condicionaron a los directores de orquesta gallegos. Se tuvieron que poner Álvaro Muñoz y Beliauskas a los mandos. Moncho Fernández buscó soluciones de todo tipo para hacer competitivo al Monbus Obradoiro, que nunca se rindió.

Nunca tiraron la toalla los santiagueses, pese a verse 16 puntos por debajo cuando solo habían transcurrido cinco minutos del partido. Jugada a jugada. Balón a balón. Y no desesperar. Se trataba de iniciar una larguísima carrera de resistencia para alcanzar al Madrid en el marcador. Y el Monbus Obradoiro lo hizo, tuvo sus opciones, y se puso a rebufo del líder de la Liga.

En varias ocasiones los locales se pusieron a cuatro o cinco puntos del Real Madrid. A tiro de un par de posesiones. Fallaron los pequeños detalles. Unos pasos en un contragolpe. Un balón dividido que acaba en 2+1 de Garuba. Y la inspiración de los talentosos jugadores de la escuadra madrileña en el último cuarto para sentenciar al Monbus Obradoiro.

El crecimiento de Enoch

En términos individuales, el crecimiento del pívot americano sigue siendo una noticia muy positiva para el Monbus Obradoiro. Enoch llevó el peso en la pintura (14 puntos, 21 de valoración), y volvió a emerger en el tramo final Birutis.

Fue el mejor valorado en un encuentro en el que Kassius Robertson (18 puntos)  lideró la anotación del equipo compostelano. El trabajo de Czerapowicz, la pasión de Daum o el esfuerzo de Álex Suárez contribuyeron a dar vidas al Monbus Obradoiro en diferentes momentos. Pero no fue suficiente.

El Monbus Obradoiro terminó cediendo en el tramo final. Una derrota antes del doble compromiso a domicilio. Primero, contra el Acunsa GBC (sábado 27, 20:00 horas) y después contra el Urbas Fuenlabrada (sábado 3, 18:00 horas).

El calor de la “afición”

Pero en el partido de esta tarde, los obradoiristas no estuvieron solos. La plantilla se encontró, nada más pisar la pista, con una vista diferente a la de jornadas anteriores: vieron a una gran parte de su “afición” en la grada.

Gracias a la acción puesta en marcha por el club y Estrella Galicia, patrocinador principal del club, los abonados pueden enviar fotografías que serán colocadas en al grada de la Caldeira para mostrar su apoyo al equipo en una temporada en la que, hasta ahora, no han podido ver en directo a los suyos.

Así, los aficionados han llegado para quedarse hasta el final de temporada de esta forma tan especial y seguir apoyando a los suyos.  

  

Íñigo Caínzos – Obradoiro CAB

 

FICHA TÉCNICA

Monbus Obradoiro 71:  Ozmizrak (0), Robertson (18), Czerapowicz (7), Daum (10), Cohen (0) –  quinteto inicial –  Muñoz (0), Oliver (0), Beliauskas (10), Birutis (6), García (0), Enoch (14) y Suárez (6).

Real Madrid 87: Laprovittola (17), Taylor (6), Deck (3), Garuba (12), Tavares (6) – quinteto inicial – Causeur (17), Abalde (4), Tyus (4), Vuckevic (-), Alocén (0), Carroll (12) y Thompkins (6). 

Árbitros:  Carlos Peruga, Rubén Sánchez y Cristóbal Sánchez..

Parciales: 16-23, 16-19, 17-16 y 22-29.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 20 de la Liga Endesa, aplazado en el mes de enero, disputado en el Multiusos Fontes do Sar, a puerta cerrada.

ARRIBA