Albert Oliver: “El Obra es un gran club para despedirse del baloncesto”

El base obradoirista y uno de los capitanes del equipo Albert Oliver anunció que el de este sábado será el último partido como jugador profesional de baloncesto.

El Monbus Obradoiro ha organizado una rueda de prensa para dedicar unas palabras a una leyenda en el baloncesto español antes de que la Caldeira lo despida por todo lo alto, a la que no ha querido faltar el equipo al completo, que lo han acompañado durante todo el acto detrás de él.

El presidente del Monbus Obradoiro Raúl López ha sido el encargado de hablar en nombre del club: “Quisiera comenzar recordando su llegada a Santiago, que se produjo en otoño de 2020, aunque ya habíamos intentado ficharlo sin éxito algún que otro verano anterior. Habíamos tenido la lesión de Kartal Ozmizrak, justo antes de comenzar la Liga y necesitábamos a alguien para unas 6 semanas que, a ser posible, no requiriese de mucho tiempo de adaptación. Y Albert cumplió perfectamente con el papel. Regresó Kartal y, pese a que finalizaba el contrato de Albert, llegamos a la conclusión de que aportaba tantas cosas que tenía que quedarse en el equipo. Entre unas cosas y otras, ha completado dos temporadas con nosotros”.

Raúl, emocionado, ha destacado que “en estos dos años hemos entendido y aprendido por qué ha jugado tanto tiempo: por su amor incondicional al juego y por su capacidad para competir. Gracias, Albert, por habernos metido en vena cada día de ambas cosas, pero sobre todo por tu liderazgo y ejemplaridad. El liderazgo y la ejemplaridad requieren de palabras, pero sobre todo de hechos. Tú has sumado mucho al equipo, tanto cuando has estado dentro como fuera de la pista. Nos has hecho mejores a todos: compañeros, entrenadores, empleados, directivos… somos mejor club después de tu paso por él. Por eso estamos seguros de que vas a ser bueno en lo que hagas. Y te consideramos para siempre ‘Un Dos Nosos’”.

El presidente obradoirista terminó con una petición para el resto del equipo: “Albert se tiene que despedir viviendo un partido en el que demuestre todo lo que ha hecho él en su carrera, con compromiso, entrega y compitiendo al máximo”.

A continuación, Albert ha confesado sus primeras sensaciones: “Me voy muy contento porque creo que tomo la decisión en el momento correcto y me voy tranquilo. Además, me despido estando en un club que me ha tratado muy bien desde el primer día. Es un gran club para despedirse del baloncesto por todo: por su gente, por su cuerpo técnico (Moncho, Gonzalo, Víctor, Rubén, Fran, Fran Camba, Álex) y por mis compañeros. Cuando yo jugaba en contra, una de las cosas buenas que decían del Obra era sobre el ambiente que había en el equipo. Y cuando llegué lo pude comprobar en mi propia piel. Han sido dos años en los que me he sentido muy querido y muy a gusto. Dos años difíciles en temas clasificatorios, pero en los que al final hemos conseguido los objetivos”.

El acto de hoy solo ha sido la antesala de lo que le espera a Albert en el partido de mañana con toda la afición obradoirista. El base ha destacado que “será un día de muchas emociones. Me despido en mi casa, con nuestra gente y, además, contra un club como el Valencia Basket en el que he jugado y en el que aún está algún compañero, como Claver, y algún amigo como Joan Peñarroya. Intentaré disfrutarlo mucho”.

Los medios han pedido a Albert que describiese cómo han sido estos dos años en el Monbus Obradoiro. Albert ha explicado que “hemos tenido momentos duros. Con la pandemia fue todo muy complicado, de casa a los entrenamientos, sin nuestro público, por momentos jugando muy bien, pero sin llegar las victorias... Y, a pesar de todo, creo que como equipo supimos encontrar la forma de llevarlo muy bien todos juntos. Me he sentido como en una familia ambos años y, personalmente, lo agradezco ya que yo no tenía a mi familia aquí conmigo. He tenido la suerte de tener grandes compañeros que me han arropado mucho. A pesar de jugar menos minutos este año, siempre me he sentido muy valorado por el cuerpo técnico y mis compañeros, aunque estuviese al lado del banquillo con el polo. Y es lo que me llevo. Dos años que he disfrutado”.

¿Y qué le espera a Albert a partir del sábado? “Mi idea es seguir ligado al baloncesto. Me gusta este deporte, por eso sigo aquí. Ya veremos qué me depara el futuro, pero sí que creo que seguiré ligado al baloncesto”. 

ARRIBA