Cruel derrota del Monbus Obradoiro ante Unicaja (86-87)

El Monbus Obradoiro cayó de forma cruel después de un partido colosal. Más de dos horas de batalla sin tregua entre gallegos y malacitanos, que terminó decantándose del lado de Unicaja en el último suspiro.

El equipo gallego acabó sin sus dos máximos anotadores, eliminados por faltas en una tarde polémica, y sin su máximo asistente, aquejado de problemas físicos.

Igualdad después de un gran inicio

La puesta en escena de Monbus Obradoiro fue sobresaliente, con Bender y Suárez sumando muchos puntos bajo la excelsa dirección de Westermann (11-2 de inicio). Poco a poco Unicaja fue subiendo su nivel en defensa, en lo que sería la tónica habitual el resto de la tarde, para igualar el partido, con la anotación muy repartida.  A partir de ese momento, y salvo un arreón puntual del Monbus Obradoiro en la segunda mitad, el partido se movió en diferencias muy cortas.

Los triples lanzan al Monbus Obradoiro, el juego interior mantiene a Unicaja

Fue una buena tarde para la escuadra gallega desde más allá del 6,75, con 14 aciertos en 31 intentos. Walker, Suárez y Bender bombardearon el aro malagueño en tres ocasiones cada uno. Contrastó el acierto santiagués desde el triple con la falta de puntería visitante. Monbus Obradoiro supo defender muy bien el perímetro, minimizando a los tiradores del Unicaja, que acabaron con solo 3 aciertos en 22 intentos.

Las dinámicas fueron opuestas en la pintura. De hecho, el Monbus Obradoiro acertó tanto de dos como de tres (46%), nada que ver con la efectividad de Unicaja (65%), con jugadores imparables como Perry o muy certeros como Dedovic o Kravish.

Alto voltaje en defensa

Saltaron chispas durante todo el partido entre varios jugadores, con el Fontes do Sar encendido y crispado por el criterio a la hora de señalar faltas. Alberto Díaz presionó mucho a sus parejas de baile y solo acabó con una en su casillero, algo que excitó al público local.

No pasaba lo mismo en el otro lado de la cancha. Westermann se vio pronto con dos, a Blazevic le señalaron tres en un abrir y cerrar de ojos, y Bender y Suárez tuvieron que afrontar el último cuarto con cuatro. A Dragan le señalaron la quinta debajo del aro, y a Suárez en una acción muy discutida con Brizuela en la que Sar reclamó pasos del escolta visitante.

Sin los máximos anotadores ni el máximo asistente

A los problemas con las faltas de los hombres más entonados en ataque, se unieron los problemas físicos de Westermann. El base del Monbus Obradoiro estaba dirigiendo a su antojo, con nueve asistencias, pero no pudo participar en los últimos 15 minutos. Los problemas de faltas dejaron a los santiagueses sin Bender (23 puntos) ni Suárez (13).

En el desconcierto, Walker y Muñoz mantuvieron viva la llama, pero el Monbus Obradoiro no pudo mandar el partido a la prórroga, pese a tener tiros libres para empatar, ni ganar con la última posesión de dos décimas.

 

FICHA TÉCNICA

Monbus Obradoiro 86: Westermann (5), Phil Scrubb (5), Thomas Scrubb (9), Suárez (13), Bender (23) – quinteto inicial – Paige (2), Zurbriggen (4), Blazevic (0), Walker (9), Guerrero (3) y Muñoz (8).

Unicaja 87: Díaz (5), Kalinoski (4), Dedovic (12), Ejim (4), Lima (4) – quinteto inicial – Osetkowski (14), Barreiro (3), Brizuela (6), Carter (6), Thomas (2), Kravish (11) y Perry (16).

Parciales: 20-20, 25-24, 22-19 y 19-24

Árbitros: Aliaga, Padrós, Martínez. Eliminaron por faltas a Dragan Bender y Álex Suárez, del Monbus Obradoiro, y a Augusto Lima, del Unicaja.

Incidencias: Partido correspondiente a la octava jornada de la Liga Endesa disputado en el Multiusos Fontes do Sar ante 4972 espectadores.

ARRIBA