El Monbus Obradoiro se hace fuerte en Sar con una solvente victoria ante San Pablo Burgos (94-69)

El Monbus Obradoiro cuenta sus partidos en el Fontes do Sar por victorias en el arranque liguero. Los santiagueses sumaron el tercer triunfo del curso en un partido soberbio y que terminó con una holgada victoria ante el San Pablo Burgos (94-69).

Jugaron muy bien los de Moncho Fernández, especialmente en el primer cuarto, el mejor de la historia del club (29-6); con cinco jugadores por encima de los diez de valoración: Sàbat, Llovet y Radovic fueron escuderos de lujo de Artem Pustovyi (12 puntos, 20 de valoración) y Matt Thomas (20 puntos y 24 de valoración). El pívot ucraniano volvió a ser determinante en la pintura, con un doble doble (realizó once capturas) y con récord personal de tapones, con cinco. Por su parte, el escolta norteamericano alargó una semana más su gran momento de forma. En toda la noche solo falló en una ocasión, cuando agonizaba el tercer cuarto (8/9 en tiros de campo).

Más allá de las estadísticas, con un Monbus Obradoiro que valoró 114, fue una noche muy buena para Pepe Pozas, que se convirtió en el segundo jugador que más veces ha vestido la camiseta obradoirista, sobre todo en un primer cuarto en el que campó a sus anchas sobre el parquet de Sar, y movió al combinado gallego de forma exquisita, en una fuga que acabaría resultando demoledora para el San Pablo Burgos.

Fue una jornada muy sentida en el Fontes do Sar, teñido de rosa y negro en los prolegómenos del encuentro. Por seguna semana consecutiva, la Liga Endesa se sumó al rosa, apoyando a las mujeres que luchan contra el cáncer de mama. Justo antes del comienzo de la contienda, jugadores y aficionados guardaron un emotivo minuto de silencio y miles de pancartas negras cubrieron las gradas, todo en memoria de las cuatro personas que perdieron la vida en los cientos de incendios que asolaron Galicia el pasado fin de semana.

Con la pelota en juego, los burgaleses intentaron proponer un encuentro físico, cargando muy bien el rebote. Los visitantes concluyeron el encuntro con 33 capturas, 16 de ellas bajo el aro obradoirista. Pero la primera delantera en el marcador tras el triple de Javi Vega fue un espejismo, porque justo después el Monbus Obradoiro enlazó diez minutos sobresalientes con un parcial de 29-1, demasiado para un Burgos que aunque no tiró la toalla fue incapaz de sobreponerse a ese mazazo.

El Monbus Obradoiro bordó el baloncesto con la dirección de Pepe Pozas, que hizo correr a los suyos y les espoleó desde la intensidad en la retaguardia. Sumaban puntos los santiagueses en las manos de Simons (siete puntos en un arranque pletórico) y Thomas, con trece puntos en el primer cuarto. Sonreían los locales, lanzados por el acierto en el tiro de dos y por la efectividad desde la larga distancia, confiados en defensa con un gigantesco Pustovyi, que en tres ocasiones se colgó del cielo de Santiago para frustar con tapones los ataques burgaleses (29-6)

De ahí en adelante se niveló el partido, con un San Pablo Burgos mucho más agresivo en defensa y creciente en ataque, gracias a los triples de Edu Martínez y a la persistencia en la zona de Thompson. El americano fue el mejor del combinado de Diego Epifanio, con 16 puntos, nueve rebotes y 23 de valoración.

Los santiagueses intentaron mantener el acierto y la intensidad pese a la cómoda renta, con Sàbat a los mandos. El base catalán fue muy regular en sus dos apariciones en pista, manteniendo el hilo conductor de un gran Pozas. Radovic y Nacho Llovet se encargaron de proteger la zona de los gallegos y de nutrir de puntos al Monbus Obradoiro, con cinco tantos cada uno. Hubo tiempo para una acción fantástica de Nemanja, que recorrió toda la cancha, hizo magia con el balón en las manos y terminó convirtiendo una bandeja (52-30).

La reanudación era una prueba de fuego para el Monbus Obradoiro, con el objetivo de mantener la tensión y de frenar los coletazos burgaleses. Subió varios pistones el nivel defensivo el San Pablo Burgos, que por momentos complicó mucho la labor ofensiva obradoirista, obligados los gallegos a masticar más las jugadas e incapaces de encontrar situaciones cómodas de tiro. Además, Burgos continuó trabajando bien en ataque y redujo las diferencias hasta los 16 puntos.

No llegó a temer por la victoria el obradoirismo pero había quien se empezaba a morder las uñas en las gradas del Fontes do sar. Fue entonces cuando aparecieron Pustovyi y Sàbat para aplacar la revuelta burgalesa. Un parcial de 7-0 en un abrir y cerrar de ojos que sirvió para sofocar el intento de remontada visitante. También apareció Thomas, que hasta la última acción del tercer cuarto llevaba un expediente inmaculado, para terminar de sentenciar el partido (72-48).

El asalto defintivo fue cuestión de descontar los minutos, con igualdad sobre el parquet e intercambio de canastas entre los dos equipos. Rotó a sus hombres Moncho Fernández y redondeó una gran actuación Nemanja Radovic, autor de diez puntos en los compases finales. Por su parte, en Burgos Thompson sumaba para acabar con un gran expediente. Pasó de valorar ocho a a 23, gracias, fundamentalmente, a su labor bajo los aros, con tres tapones. Disfrutó el obradoirismo de un final plácido, con tiempo para saborear la tercera victoria del curso.

Ahora el Monbus afronta dos salidas consecutivas: el próximo sábado visitará al Montakit Fuenlabrada (19:30h) y el domingo 5 de noviembre al UCAM Murcia (12:30h). Después, los de Moncho Fernández tendrán que acometer el doble desafío canario en el Fontes do Sar: Herbalife Gran Canaria (sábado 11, 19:00 horas) e Iberostar Tenerife (domingo 19, 18:00 horas).

 

Íñigo Caínzos – Obradoiro CAB

 

FICHA TÉCNICA:

Monbus Obradoiro 94: Pozas (2), Thomas (20), Bendzius (8), Simons (7), Pustovyi (12) – quinteto inicial – Sàbat (13), Llovet (2), Radovic (16), Pustovyi (12), Gómez (-), Navarro (9), Corbacho (0) y Laksa (5).

San Pablo Burgos 69: Fisher (7), López (11), Gailius (8), Vega (13), Thompson (16) – quinteto inicial – Schreiner (2), Sedekerskis (0), Barrera (1), Saiz (0), Martínez (9), Dos Anjos (-) y Huskic (2).

Árbitros: Juan Carlos García González, Fernando Calatrava y Rubén Sánchez Mohedas. Eliminaron por faltas a Martins Laksa, del Monbus Obradoiro.

Parciales: 29-6, 23-24, 20-18 y 22-21.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 5 de la Liga Endesa, disputado en el Multiusos Fontes do Sar ante 4.925 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en la previa del encuentro en memoria de las víctimas de los incendios que arrasaron Galicia el pasado fin de semana.

 

ARRIBA