El Monbus Obradoiro llega a buen puerto y certifica la 8ª permanencia consecutiva pese a la derrota ante el Barça Lassa (63-83)

El Monbus Obradoiro consiguió su objetivo. Los de Moncho Fernández alcanzaron la meta, después de una maratón de 34 jornadas, y pudieron celebrar con su afición el titulo más preciado para el obradoirismo: la permanencia en ACB.

Por octava temporada consecutiva, el Monbus Obradoiro consiguió mantenerse en la élite, pese a la derrota en la última jornada contra el Barça Lassa (63-83).

Solidez defensiva y acierto en ataque

Los santiagueses saltaron a la cancha con el cuchillo entre los dientes y las uñas afiladas para medirse al campeón de Copa,  un reto de envergadura contra un equipo al que solo le valía ganar para tratar de cerrar la temporada regular en primera posición. Durante los primeros minutos el Monbus Obradoiro atacó muy bien y defendió mejor.

Los obradoiristas neutralizaron todas las virtudes ofensivas del Barça en los primeros compases, y se distanciaron en el marcador a ritmo de triples. Los cañoneros gallegos acertaron y crearon un buen colchón, que exigió una muy buena versión de los catalanes.

El Barça crece con el rebote ofensivo y el Monbus Obradoiro se apaga en ataque

El Monbus Obradoiro gobernó hasta el descanso (36-35), pero en la reanudación el Barça hizo valer su potencial físico para ir sometiendo poco a poco a la escuadra gallega. Las torres barcelonistas hicieron daño con el rebote ofensivo (11 capturas en el aro local) y con el paso de los minutos se inspiró Heurtel. Jugadores como Hanga estuvieron en todas partes, Claver sumó desde la discreción y Oriola elevó la temperatura en la pintura.

Los tocados no se borran y prestan el último servicio

Los jugadores del Monbus Obradoiro, conscientes de la trascendencia del partido, se vaciaron sobre el parquet: Albert Sàbat estuvo más de 30 minutos en pista en los que anotó cinco triples en seis intentos; David Navarro llegaba a la cita entre algodones pero quiso participar y Llovet, que tuvo molestias en la rodilla en el segundo cuarto, volvió para fajarse en la pintura tras el descanso. Vasileiadis volvió a poner en pie a Sar y Brodziansky deleitó de nuevo con sus recursos cerca del aro y se animó desde el triple.

La afición no falló en la cita final

Desde el minuto 1 hasta el 40, Sar estuvo siempre al lado del Monbus Obradoiro, y una semana más apoyó de forma incansable a su equipo. La afición, en una mañana de transistores, disfrutó con la primera parte del equipo en la que compitió de tú a tú contra el coloso catalán, y disfrutó con el final del partido cuando se certificó la permanencia.

Octava permanencia consecutiva

El Monbus Obradoiro volvía a partir como uno de los equipos con menor presupuesto de la competición, consciente de que el título volvía a ser la permanencia. Hubo que recorrer 34 etapas con altibajos para llegar a la meta y saborear el premio por octava temporada consecutiva. Un año especial que  empezó con la Supercopa Endesa y que terminó celebrando que, el año que viene, por noveno año seguido, Santiago de Compostela seguirá siendo capital del baloncesto. Sar mantendrá su status ACB. Por noveno año consecutivo, el Monbus Obradoiro estará entre los mejores 18 equipos de baloncesto de España.

Íñigo Caínzos – Obradoiro CAB

 

FICHA TÉCNICA

Monbus Obradoiro 63:  Sàbat (15), Vasileiadis (12), Singler (4), Llovet (4), Brodziansky (12) – quinteto inicial – Simons (5), Costa (0), Obst (6), de Zeeuw (0), Spires (3), Navarro (0) y Hlinason (2)

Barça Lassa 83: Pangos (8), Hanga (17), Claver (6), Singleton (7), Tomic (7) – quinteto inicial – Ribas (8), Blazic (-), Smits (-), Heurtel (15), Pustovyi (6), Oriola (9)y Kuric (0)

Árbitros: Emilio Pérez Pizarro, Rafael Serrano y Alberto Sánchez Sixto. Eliminaron por faltas a Maxime de Zeeuw, del Monbus Obradoiro.

Parciales: 20-16, 16-19, 12-22 y 15-26.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 34 de la Liga Endesa, disputado en el Multiusos Fontes do Sar, ante 5.316 espectadores. 

ARRIBA