Victoria agónica del Monbus Obradoiro tras una triple remontada al BAXI Manresa (90-87)

El Monbus Obradoiro se apuntó la novena victoria de la temporada en un partido memorable.

Mil vidas y una fe inquebrantable tuvieron los gallegos para tumbar al BAXI Manresa, en un partido en el que el equipo de Moncho Fernández remó y remó a contracorriente, remontó hasta en tres ocasiones un partido que parecía perdido, para acabar ganando, con mucho suspense, al combinado catalán.

Bombardeo desde el triple

El equipo gallego llegaba al partido con sed de victoria después del cruel desenlace en Fuenlabrada. Con ganas de volver a ganar y de dar un paso de gigante hacia la permanencia. Pero el BAXI Manresa empezó gobernando con mano de hierro, y martilleó de forma insistente desde el arco de tres puntos al Monbus Obradoiro. Hasta en once ocasiones acertaron los hombres de Pedro Martínez en los primeros trece intentos, mientras que los santiagueses no encontraban el modo de acertar desde la larga distancia en la primera mitad. Frankie Ferrari (26 puntos y 6 de 10 en triples) y Matt Janning (15 puntos, 5 de 9 en tiros de tres) fueron los estiletes ofensivos manresanos.

Veinte minutos de supervivencia

Ante la lluvia de triples del BAXI Manresa y la falta de acierto de los tirados gallegos, bien defendidos por los jugadores dirigidos por Pedro Martínez, el Monbus Obradoiro se dedicó a sobrevivir. Y lo hizo jugando con inteligencia, buscando las ventajas por dentro y sumando de dos en dos, el camino más recto para mantenerse en la órbita manresana. Pese al nivel de acierto de los catalanes, el cuadro gallego llegó a descanso solo diez abajo (39-49).

La defensa gallega frena al Manresa

El Monbus Obradoiro volvió de vestuarios consciente de que, pese a la distancia, tenía mucho que decir en la contienda. Los de Moncho Fernández elevaron el pistón defensivo y cerraron las vías de anotación del BAXI Manresa. Crecieron los santiagueses desde la retaguardia y, poco a poco, redujeron las distancias. Se pusieron primero a cinco puntos, y durante un par de minutos dio la sensación de que el conato de remontada se quedaría incompleto. Pero el Monbus Obradoiro, 27 minutos después, anotó de tres, y llegó a empatar el partido (57-57) antes de acabar el tercer asalto.

La fe mueve montañas

El Monbus Obradoiro venía con viento de cola, pero el Manresa reaccionó a lo grande, volvió a encestar de tres y, en un abrir y cerrar de ojos, dejó el marcador como estaba al descanso. Con diez puntos de ventaja, que no hicieron descarrilar  al conjunto santiagués.

Y no pasó porque el equipo de Moncho Fernández, pese a que los resultados no están acompañando, nunca se rinde. Bajo la batuta de Oliver el Monbus Obradoiro se levantó y volvió a empatar el partido, incluso a ponerse por delante, en la recta final del encuentro.

Aún tendrían que resistir los obradoiristas una tercera oleada manresana, que se pusieron seis arriba con dos minutos por jugarse. De nuevo tocaba levantarse. Y volvieron a hacerlo los locales. El Monbus Obradoiro firmó la remontada en el tramo final (9-0 de parcial), con los triples de Cohen y Robertson, y la templanza de Kass desde el tiro libre.

Otra victoria coral

El Monbus Obradoiro ganó porque el rendimiento de todo el equipo fue muy elevado. Los de Moncho Fernández sumaron 112 créditos de valoración, con siete jugadores en dobles dígitos. Oliver (10) dirigió a la maravilla y fue valiente en el tramo final, Daum aportó seis rebotes (11), Robertson fue el máximo anotador (23 puntos) y tanto Enoch (12 puntos, 15 de valoración) como Birutis (11 puntos, 17 de valoración) se impusieron en la pintura.

El MVP fue para Jake Cohen, con un trabajo discreto pero eficaz, abriendo espacios cuando los triples no entraban y aportando veteranía en todas las acciones. El ala-pívot concluyó con 16 puntos y 28 de valoración y fue clave para cantar victoria.

Un triunfo que hubo que sufrir hasta el último minuto, con los triples finales del BAXI Manresa, y que supo especialmente bien por el modo en que se produjo. Hasta tres veces se levantó el Monbus Obradoiro para sumar el noveno triunfo del curso.

 

Íñigo Caínzos – Obradoiro CAB

 

FICHA TÉCNICA

Monbus Obradoiro 90:  Ozmizrak (7), Robertson (23), Czerapowicz (12), Cohen (16), Birutis (11) –  quinteto inicial –  Muñoz (-), Oliver (5), Beliauskas (2), García (0), Enoch (12), Daum (2) y Suárez (-).

BAXI Manresa 87: Ferrari (26), Jou (3), Janning (15), Sajus (3), Hinrichs (4) – quinteto inicial – Peñarroya (0), García (6), Mason (13), Rafa Martínez (0), Vaulet (2), Eatherton (11) y Sima (4).

Árbitros: Emilio Pérez, Rafael Serrano y Roberto Lucas.

Parciales: 19-28, 20-21, 24-24 y 27-14.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 30 de la Liga Endesa, patrocinado por ABANCA, disputado en el Multiusos Fontes do Sar, a puerta cerrada.  

 

ARRIBA